Visit Page
Saltar al contenido

Qué hacer en Miami

Si estás buscando sol y playa en el continente americano y te preguntas qué hacer en Miami sigue leyendo. Es una ciudad perfecta para pasar el 4 de julio como un auténtico americano o pasar esas Navidades como lo hacían Los vigilantes de la playa, tirados en la arena y en remojo todo el día.

No es un lugar para hacer turismo de museos o paseos por centros históricos que te transportan a otras épocas del pasado, pero estos son algunos planes que disfruté mucho cuando estuve allí.

Qué hacer en Miami

La villa de Versace. No hace falta pasar la noche en una de sus habitaciones exclusivas para disfrutar del glamour donde vivió el diseñador italiano hasta su muerte. En plena avenida Ocean Drive, se puede ver la fachada de esta lujosa villa llena de turistas curiosos. Pero además del hotel, también se puede comer en el restaurante Gianni’s, que sirve platos de alta cocina marinera, o acceder al bar del jardín en un ambiente más relajado.

Miami Beach. No has estado en Miami hasta que no has paseado por su playa más famosa. South Beach es, seguramente, la playa más conocida de Miami Beach. Es el lugar dónde la gente va a ver (o a mostrar) cuerpos esculturales y que hemos visto todos en las películas. Esta playa se encuentra en Ocean Drive, al otro lado de la calle que concentra los clubes y las discotecas más concurridas.

Partidos de NFL y NBA. Para los más deportistas Miami es perfecta para ver en directo algún partido de baloncesto o de fútbol americano. Con equipos en ambas ligas, si viajas en temporada de juego, no te pierdas la experiencia, ¡aunque no hayas visto un partido en tu vida! El ambiente de los estadios es espectacular y nadie como los americanos para organizar un espectáculo deportivo.

Partido de NFL en Miami

Design district. El Distrito de diseño de Miami es un barrio conocido por su elegante arquitectura moderna, sus exclusivas tiendas de diseño de interiores y sus galerías de arte. No hace falta tener dinero para disfrutar de sus avenidas y de sus escaparates espectaculares. Entre las obras de arte públicas destaca el Fly’s Eye Dome, una cúpula geodésica diseñada por el inventor Buckminster Fuller.

Cayo Vizcaíno. A poco más de media hora en coche desde el centro de Miami se encuentra la pequeña isla de Key Biscayne, seguramente uno de los lugares más exóticos de Miami, y que aún conserva una frondosa vegetación y unas playas exuberantes. La más impresionante es Crandon Park, una playa de 5km de longitud bordeada por palmeras que se encuentra a mitad superior del cayo.

Little Havana. Little Havana, el animado barrio cubano de Miami, tiene galerías de arte latinoamericano, concurridos restaurantes y cafeterías con ventanillas a pie de calle donde los fumadores de puros compran café cubano. En Calle Ocho (SW 8th Street), el parque Máximo Gómez, conocido como «parque Dominó», es muy popular entre los lugareños para hablar de política y jugar al dominó. Allí también podemos encontrar el famoso restaurante Versalles, fundado por Felipe Valls, muy popular entre los exiliados cubanos por su cocina cubana y por las tertulias políticas anti-Castro.

Seguro que después de leer esto, ya vas cogiendo ideas sobre qué hacer en Miami. ¿Alguna propuesta más?

Lo más leído

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sígueme

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /homepages/45/d776715136/htdocs/clickandbuilds/LASLETRASDEALBA/wp-content/themes/chosen/header.php:1) in /homepages/45/d776715136/htdocs/clickandbuilds/LASLETRASDEALBA/wp-content/plugins/nitropack/functions.php on line 487