fbpx
Visit Page
Skip to content

La inspiración de las pequeñas cosas

Iba a dedicarle un artículo a mi pueblo, pero después de vivir tanto estos días, he preferido escribir sobre la inspiración de las pequeñas cosas. Pequeñas por su cotidianeidad, pero grandes por todo lo que me aportan.

La inspiración del viaje

El tiempo muerto de los viajes siempre ha sido muy inspirador. El trayecto en tren, las horas en el aeropuerto… Aunque siempre escribo menos de lo que me gustaría, no hay viaje en el que no haya una anécdota protagonizada por algún personaje peculiar. Esta última vez, las dos amigas británicas, igualitas que las hermanas Hurtado, tan rubias recién salidas de la peluquería, con sus bolsos a juego de Louis Vuitton y sus dos IPADs gigantes con los que se pelearon todo el viaje para ver la novela turca que sus nietos les habían descargado.

La de la llegada

Si los vuelos de hoy en día no son suficientes, el poner un pie en tu tierra es sinónimo de vellitos de punta. El olor a mar, el azote del poniente, el nublaito transitorio para que el sol no te ciegue, la humedad, el sonido de las zetas y de las olas.

La inspiración del hogar y los sabores

Y aunque hacía más frío del que me hubiera gustado, hay momentos que te lo quitan de golpe. El calor de los abrazos de quien no te ve en muchos meses o en muchos años y del radiador debajo de la mesa. Las risas con lágrimas y los brindis sin motivos.

Y qué decir de los sabores que cuentan historias. Del puchero que te da la bienvenida y sabe a gloria bendita o del marisco que sabe a mar. De la tapita que acompaña a la copa de Ribera y del vino dulce que corona la mejor de las cenas.

La de los recuerdos

Y al pasear por las calles vacias, recuerdo los comercios que ya no están y las personas que terminaron su camino. Y aunque el pasado cada vez lo guardo en menos cajas, los recuerdos aparecen en algunas que se abren por cinco minutos para cerrarse otros cinco años más. Y aparecen otros nuevos como cogerte en brazos por primera vez.

La inspiración de cogerte en brazos

Y si todo esto no fuera suficiente, está el olor a bebé y a ropa recién estrenada en miniatura. El miedo a romperlo en pedacitos y la sonrisa al acunarlo poniéndole Alejandro Sanz.

Dicen que hay niños que vienen con un pan debajo del brazo y tú para mí has venido con un álbum de fotos lleno de olores y sabores y con muchas páginas inspiradoras por rellenar.

 

 

Lo más leído

4 Comments

  1. Tu RUBIA Tu RUBIA

    Levantarme con este relato no tiene precio, siempre te lo digo y nunca me cansaré…no hay quien te supere escribiendo, transmitiendo historias y a mi particularmente poniéndome los vellos de punta! Esta mañana será diferente solo por ti! Que bonito! ♥️

    • Alba Alba

      ¡Muchas gracias por tus palabras! Por palabras así son por las que el 2020 será el año del libro 😘 ¡A disfrutar ese puente!

  2. Antonio Alonso Zamora Antonio Alonso Zamora

    Y esos que no están pero que recuerdas, vivirán mientras lo hagas, ese es su legado.
    Y Louis Vuitton decía que es el viaje quien hace al hombre, no el hombre quien hace el viaje.

  3. Momo Momo

    Mi abuelo Paco decia. Este niño ha nacido con una flor en el culo. ☺️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sígueme

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies