Skip to content

Sumando velas

Otro año más sumando velas y el primero sin tí. Es extraño pensar en ello, cuando ya hacía muchos años, incluso antes de que me fuera a vivir a otro país, que no lo pasábamos juntos, pero una no controla cuando revive los recuerdos.

Así el año pasado estaba teniendo una crisis existencial y en este me llegan fogonazos del pasado como si estuviera viendo mis antiguos álbumes de fotos. (Las crisis las sigo teniendo de vez en cuando porque la vida sin dramas puede ser muy aburrida)

No me acuerdo de los regalos, porque los dos sabemos que de eso siempre se encargaba ella. Me cuesta acordarme cuál fue el último de mis cumpleaños que pasamos juntos, pero si cierro los ojos puedo recordar con nitidez algunos muy antiguos.

Como uno en el que estábamos todos alrededor de la mesa del salón de mi primera casa cantándo cumpleaños feliz y yo por una vez no era la que lloraba (esta vez era mi hermano el que lo hacía porque también quería soplar las velas) El color marrón es el que domina la escena y tú, mientras todos esperábamos el trozo de tarta, te vas buscando el sillón, que no es tan cómodo como el tuyo pero tu siempre te adaptas a todo, para tomarte tranquilamente el qahua (como llamabas a veces al café)

Y al igual que esta escena, se repiten otras donde tu siempre tomabas un segundo plano. El ruido siempre procedía de otros, pero puedo recordarte en alguna esquina, presidiendo la mesa, sentado en la cocina o en tu eterno sillón.

No iba a ser un cumpleaños importante porque no acaba en 0 ni en 5, pero es mi primer cumpleaños sin tí, y el primero en el que tú no soplaste tus velas en el mes de abril. Por eso hoy las soplaré por los dos mientras escucho esta maravilla.

4 Comments

  1. María Carmen Jiménez María Carmen Jiménez

    Precioso

    • Alba Alba

      Gracias 😊

  2. Antonio Antonio

    Tu tía y yo que en este momento estamos en Casa de la tía M. Carmen en Algeciras para ir a merendar y previo paso por el cementerio para regar el arbolito.
    Lo hemos leído y nos hemos emocionado, lo del qahua es inherente a todos los que somos norteafricanos y ya no tomamos té con nanna.
    Un beso por hacernos emocionar

    • Alba Alba

      Yo me acuerdo de él todos los días, pero en días como hoy aún más. Un beso a los dos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *