Skip to content

Feliz día del libro

Feliz día del libro

En mi tierra no tenemos la bonita costumbre de regalar rosas y libros, pero habrá que ir inventándose algo parecido. Mientras tanto, yo leo todo lo que puedo durante el año y un libro siempre es bien recibido como regalo, aunque tuve que despedirme hace años de los libros de verdad de esos que huelen a tinta y papel o a recuerdos del pasado, porque es lo que tiene vivir en plan minimalista.

Los libros

Y aunque tenga que adaptarme a los tiempos modernos ojalá nunca se pierdan las costumbres como esta. Mi historia con libros empieza con el Barco de Vapor o con ese señor que llamaba a la puerta algunos meses para traer una revista de donde podías elegir algunos libros que te traía un tiempo después. Era el mago de los libros.

Porque para mí los libros son pura magia. Son mucho más que páginas en blanco con palabras escritas en ellas. Son historias que nos permiten viajar, desconectar de la realidad que nos rodea, olvidar lo que nos hace daño, soñar con otras vidas que nunca tendremos o con personas que nunca llegaremos a conocer.

Los libros te regalan tiempo, son como agujeros negros que te absorben de donde estés en ese instante y te transportan a otra dimensión donde ni tan siquiera escuchas los mismos sonidos. Pueden incluso alguien hablarte cuando lees, pero no eres capaz ni de escuchar lo que te están diciendo de lo absorta que estás.

En estos tiempos de prisas y tecnología, los libros son historias que te mecen despacio, que te piden un hueco en tu apretada agenda para recordarte que hay mucho más que tu pequeño mundo y que no estás sola.

Y un día descubres eso, porque lees a un autor que parece que te está leyendo la mente y que siente y padece lo mismo que tú. ¿Cómo es posible? Simplemente porque las historias no dejan de ser retazos de nuestros miedos, nuestros anhelos y nuestras esperanzas y somos más parecidos de lo que creemos.

Los libros pueden unirnos en este mundo de guerras y odios sin sentido. Ojalá nunca vuelvan a quemarte aquellos que no saben leerte y que temen tu poder. ¡Feliz día del libro!

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *